El deporte español se lo merece

Sinatra siempre cautivó. Sinatra siempre tuvo enamorados de cualquier edad y de cualquier preferencia musical. Desde rockeros hasta devotos de la música clásica. Y acompañado por  Sinatra Javier Fernández nos volvió a cautivar a todos: deportistas y no deportistas, futbolistas o tenistas. Lo de este chico roza la poesía sobre el hielo.

Su sonrisa alegre y sincera de quien ha luchado mucho por una disciplina que ama debería copar las portadas de diarios deportivos y abrir la sección de deportes en los telediarios. Debería ocupar gran parte de los minutos destinados al deporte en la prensa. Pero España no es un país en el que las grandes gestas en deportes minoritarios puedan con los clásicos. Ser bicampeón del mundo en un deporte que no es rey siempre había estado abocado al ostracismo periodístico.

¿Qué nos pasa en España? En un país en el que Gran Hermano va por su decimoséptima edición, en un país en el que su versión “VIP” es líder de audiencia, en un país en el que un programa de prensa amarilla copa medio día en un canal generalista, en un país en el que el pasatiempo nacional parece ser el cotilleo, éste ha salpicado al deporte, y más concretamente al fútbol, hasta el punto de ocupar la mayor parte de los noticieros deportivos.

Por suerte, y aunque por otros motivos a veces sea por desgracia, los medios sociales van poco a poco cambiando esta realidad. Siempre he creído que los niveles de audiencia vienen condicionados por nuestras costumbres, por nuestra cultura (o incultura) heredada. Nunca tendremos constancia de algo que no nos muestran y de lo que no nos informan, en definitiva, de aquello que no es visible.

Ayer, día en el que no encendí el televisor ni visité un solo diario deportivo, a sabiendas de que más que probablemente el día después del clásico sólo se hablaría de él y de sus extras, la noticia del Huffington Post de que Javier Fernández, tras 5 minutos de puro arte y con el público congregado en Boston en pie ovacionándole, se proclamaba Campeón del Mundo por segunda vez en una disciplina minoritaria en España, fue compartida más de 20 veces por mis contactos en Facebook. Y sólo mis contactos. O algo está cambiando o siempre fue así pero no disponíamos de los medios para compartir la verdadera información deportiva que nos interesa.

Hace más de un mes, las chicas del conjunto español de gimansia rítmica conseguían el oro en la Copa del Mundo. Fue viral en las redes. Tanto que los telediarios, días después, se hicieron eco de tal gesta. La semana pasada, el Diario Sport publicó en portada el partido de Champions League que iban a disputar el Barça y el PSG de fútbol femenino con el titular “Hoy también juega el Barça”.

Algo está cambiando. Deportistas como Javier se lo merecen. Auténticos aficionados al deporte, que los hay miles, se lo merecen. El deporte español, en definitiva, se lo merece.

image1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *