La importancia del plan “B”

Desde que era pequeña mi sueño era ser tenista profesional. No había nada que me apasionara más que jugar al tenis y competir. Está claro que no llegué a serlo. Sin embargo, siempre fui consciente, de una manera u otra y en gran parte gracias a mis padres, de la importancia de contar con un plan B.

Lo que nos lleva a alcanzar nuestras metas es fruto de la pasión y la ilusión con la que caminamos hacia ellas. Tiene más posibilidades de “triunfar”, tanto en el deporte como en la vida, aquél que trabaja sin descanso con la motivación y las ganas de quien hace algo que le mueve por dentro.

relay-race-655353_960_720

En el ámbito deportivo, miles de deportistas sueñan con ser los mejores y trabajan muy duro cada día, sin embargo, sólo unos pocos lo consiguen. Y no sólo eso, sino que un porcentaje muy bajo de esos pocos que lo consiguen podrán vivir de las rentas una vez termine su carrera deportiva. Este selecto grupo de deportistas son los que con mayor o menor asiduidad vemos en los medios.

La realidad es bien distinta para el resto. Muchos lucharán, se esforzarán, trabajarán muy duro para alcanzar su sueño pero no obtendrán la recompensa de llegar a la cima o su carrera se verá truncada por algún infortunio, como una lesión.

La mayor parte de ellos, llegado el momento en el que toca decidir dejar la competición, no cuentan con un plan “B” o ni siquiera se han parado a pensar en ello. Y aquí es cuando viene la incertidumbre y el estrés que les supone abandonar algo que llevan haciendo toda la vida e introducirse en un mercado laboral con el que no han tenido contacto o apenas han pisado.

runners-635906_960_720.jpg

Por suerte, los deportistas van siendo más conscientes de la importancia de pensar en el día de mañana. Y por suerte también, el abanico de posibilidades cada vez es mayor. Y de las posibilidades quiero hablaros brevemente. Concretamente de dos que conozco un poco de cerca y que me parecen muy interesantes.

La primera, para aquellos jóvenes que, compitiendo a un alto nivel en su deporte,  prefieren seguir formándose a la vez que compiten sin tener que renunciar a nada. Ésa es la de estudiar en Estados Unidos con una beca deportiva, que ofrece la empresa AGM Sports (www.agmeducacion.com ), que encabezan Gonzalo y Álvaro Corrales.   Carrera universitaria, deporte de competición y el inglés como valor añadido, y todo ello cubierto con una beca económica total o parcial, según el caso. Una oportunidad impresionante para los jóvenes de la mano de deportistas que han pasado por ello y que trabajan para que otros puedan disfrutar de una experiencia deportiva, formativa y vital única.

La segunda es una iniciativa que he conocido recientemente. Se trata de Challenge 359 (www.challenge359.es). Liderada por Luis Pasamontes, ex ciclista profesional, va dirigida a aquellos deportistas que están en activo, estén próximos a su retirada o no, o incluso para aquéllos que estén pensando en retirarse. A través  del mentoring, el coaching y la formación tratan de dar herramientas al deportista y guiarle para que cuando llegue el día de su retirada, sepa hacia qué encaminar su nueva vida y cómo hacerlo.

Cada día surgen nuevas oportunidades para aquéllos que deciden contar con un plan “B”. La importancia de la formación y la educación serán clave en el cambio de vida que supone el dejar la competición, y el preocuparse por ello antes y durante la carrera deportiva ayudará al deportista a sobrellevar el vacío que en muchos casos supone la retirada.

Termino con una cita de José Saramago. Una gran verdad que, por suerte, está empezando a cambiar: “Todo el mundo me dice que tengo que hacer ejercicio, que es bueno para mi salud. Pero nunca he escuchado a nadie decirle a un deportista: tienes que leer”.

Hasta la próxima! 🙂

0 comentarios sobre “La importancia del plan “B”

  1. Qué cierto Esther lo que dices, y qué buena la cita de Saramago, no la conocía :).

    Aquí va otra: “Vive como si fueras a morir mañana, y aprende como si fueras a vivir para siempre”.

    Un placer leerte. Saludos

  2. Siempre hay que tener un plan B y para eso creo que el deportista que empieza su camino de pequeño es fundamental que los padres sean los que les habrán los ojos sobre ese plan B, una persona puede destacar en un deporte pero hay que hacerle ver que eso tiene fecha de caducidad y que el día de mañana si puede vivir de lo que ha conseguido en ese deporte, esta genial, pero que eso no es fácil y tener otra salida siempre puede ser una gran opción!!!! Para mi eso es educar al deportista, algo que me parece imprescindible.
    Como siempre Esther gran post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *